Los Ovos

Vino: La Blanca. Garnacha blanca de Terra Alta fermentada y criada en ánfora durante cinco meses.

Plato: Vieira marinada con salmuera y jazmín, compota de manzana, aire de cítricos y trompetas amarillas

En el huevo como en el ánfora se gesta la vida, y en su interior todo es equilibrio y armonía, calma y quietud. Y al eclosionar se abre un mundo de sensaciones que te capturan y te atrapan. El vino nace desnudo, es esencia en sí mismo, el vino como alimento. Nos da notas más oxidativas por su fermentación. Manzana y cítricos maduros. Cierta astringencia, flores blancas….combina a la perfección con la Vieira y los sabores salinos y cítricos del plato.

Lines

Vino: Tokaji Aszu 6 Puttonyos 1993

Plato: Torrijas

Valentín representa a su hermana Lines en el momento que abandona una vida, terrenal y oscura, para entrar, a través de la vidriera, en otra eterna y luminosa. El vino que os presentamos expresa perfectamente este momento. Nace de una uva casi muerta, oscura para renacer en un vino extraordinario y que perdura en el paladar. Notas ahumadas, especias, acidez, cítricos, chocolate blanco, caramelos y torrija confluyen con el vino en este especial maridaje.

El ojo del pez

Vino: Sketch albariño y Coral Marine, xarello rojo

Plato: Yema de huevo macerada en soja, tartar de “arca de Noé”, yema de erizo, papel de arroz en caldo dashi y plancton, azafrán y percebe.

El ojo, espejo donde vemos reflejados todos nuestros secretos. En el ojo del pez está nuestra vida, y en la vida como en el mar, encontramos notas escondidas y sorprendentes como en estos vinos de crianza submarina. Vinos que nos sumergirán en el plato en un doble maridaje: la yema como el iris, con el carbónico del Coral Marine que nos ayudará con la densidad de la proteína, y el Albariño buscando relaciones salinas y metálicas para degustar el resto.

 

El hombre que se hizo mar

Vino: La Fleur Gazin Pomerol merlot cabernet franc

Plato: Gyoza de rabo de toro, mora, espárrago y frambuesa. Polvo de nori, carlota morada, rosas y gelatina de jugo de asado

Y el mar se fundió con el hombre y formaron un todo. Cómo esta combinación de alimentos que conjugan la tierra con la salinidad del mar, y el paladar los podrá degustar con un vino que arrastrará estos sabores como el mar erosiona la roca y la vida. Un vino capaz de unir las algas con las moras, el rabo de toro, la frambuesa…. y fundir todos los elementos en un maridaje único.

 

Como habla la Roca

Vino: Remelluri Blanco 2012 cinco varietales

Plato: Yogourt con macadamia, coco y polen. Caldo de panceta ahumada , membrillo, sésamo, cebolla caramelizada y pechuga de salmón.

La Roca nos habla de las aptitudes del ser humano, que por separado, las llama defectos. Al igual que las 5 varietales del vino, independientes no sirven, son imperfectas. Pero la unión de los defectos como de las varietales, cuando confluyen en un TODO desembocan en la virtuosidad y la excelencia. Como la totalidad del plato, equilibrado con los suaves ahumados, la sequedad de la macadamia y la acidez láctica del yogurt.

 

20 años y un día durmiendo

Vino: Sánchez Romate Hnos. Amontillado olvidado

Plato: Emulsión de encurtidos, jugo de anchoas, ajo negro, bacalao y mojama

El despertar a la vida. El despertar de un sueño. En la fotografía de Valentín se aprecian los tres estados de conciencia del autor. En el inconsciente, ojos abiertos, en la mente, entre abiertos y en la cara, cerrados. Y después de 20 años y un día de letargo…. despierta y se encuentra a sí mismo. Esta sensación de despertar después de mucho tiempo encaja perfectamente con algunos vinos de jerez. Vinos olvidados y encontrados. En el plato, saturación de sabores. Salinidad y encurtidos establecen un potente maridaje con el amontillado.

Tres círculos de confusión. Desde los vinos

Los vinos expresan la vida. Lo aprendemos de Josep Roca , de Ferran Centelles y de Pepe Ferrer cuando nos habla de la magia de los vinos de Jerez .Pero cuando trasladamos este concepto a la fotografía de Valentín González, nos adentramos también en el mundo de los sueños, de sus revelaciones , de sus sentimientos  y de su percepción de la muerte y la vida.                                    Su obra nos habla a través de él como si tuviera vida propia y de cómo él percibe la luz  y las imágenes en lo que denomina realidad simultánea.

 

Los vinos son el nexo en lo que hemos denominado Tres Circulos de Confusión. Un proyecto que nace hace unos dos años y que inicialmente tan solo pretendía unir fotografía y cocina. Pero nos dimos cuenta que era el espíritu de cada vino el que conseguía enlazar todas las partes.

 

Desde la fotografía hacia el plato, pasando por el vino e intentando reflejar aquello que Valentín expresa en cada de una de sus fotografías.

Seleccionar seis de sus obras para este acto no fue fácil. Sus colecciones son extensas y a la vez densas ante nuestros ojos. Ademas elegir cada vino desde cada fotografía con todos sus matices tampoco resultó sencillo. No obstante pensamos que hemos establecido una buena relación desde las imagenes hacia las elaboraciones de Juanjo Roda.

 

La elección de este espacio tampoco fue al azar. Este santuario emana una gran energía .Energía con la que hemos pretendido dar una simbología propia al proyecto.

Posiblemente no hubiéramos encontrado otro lugar más apropiado para las fotografías de Valentín González.

NOU CIRCULOS DE CONFUSION corregido

NOVEDADES

Magret de pato Apicius. Especiat i poma infusionada amb curry i dátiles farcits de menta

MAGRET

Bacalla en doble coccio puré de pesols i alls tendres

 BACALAIA

Sopa de ámela bolets salmo a Baixa temperatura platano i Oli de sesamo

 SOPA

Tartar de gamba calamar i bolets amb crema de gambes i gelatina de fitoplacton i yugular

TARTAR

Micuit de foie amb tartar de fresa lichi i aire de gengibre

 MICUIT