20 años y un día durmiendo

Vino: Sánchez Romate Hnos. Amontillado olvidado

Plato: Emulsión de encurtidos, jugo de anchoas, ajo negro, bacalao y mojama

El despertar a la vida. El despertar de un sueño. En la fotografía de Valentín se aprecian los tres estados de conciencia del autor. En el inconsciente, ojos abiertos, en la mente, entre abiertos y en la cara, cerrados. Y después de 20 años y un día de letargo…. despierta y se encuentra a sí mismo. Esta sensación de despertar después de mucho tiempo encaja perfectamente con algunos vinos de jerez. Vinos olvidados y encontrados. En el plato, saturación de sabores. Salinidad y encurtidos establecen un potente maridaje con el amontillado.