Los Ovos

Vino: La Blanca. Garnacha blanca de Terra Alta fermentada y criada en ánfora durante cinco meses.

Plato: Vieira marinada con salmuera y jazmín, compota de manzana, aire de cítricos y trompetas amarillas

En el huevo como en el ánfora se gesta la vida, y en su interior todo es equilibrio y armonía, calma y quietud. Y al eclosionar se abre un mundo de sensaciones que te capturan y te atrapan. El vino nace desnudo, es esencia en sí mismo, el vino como alimento. Nos da notas más oxidativas por su fermentación. Manzana y cítricos maduros. Cierta astringencia, flores blancas….combina a la perfección con la Vieira y los sabores salinos y cítricos del plato.